Día de la aceptación

Aceptación
Cuando regreses a casa
después de haber estado
en cuidados intensivos,
después de estar meses en un hospital,

desde ese mismo día,
por favor, no debes olvidar
que lo que sucedió ya pasó.
Ahora la bonita vida debe continuar.

Ya no será parecida
a la que tenías hace días:
tus brazos y piernas
no los puedes mover.

Tu nueva compañera
será una silla de ruedas
que ungirán para ti
como si fueran
tus hermosos pies.

Silla de ruedas
que quizás quieras odiar,
pero paciencia debes tener
porque se convertirá
en la mejor amiga
que hayas podido conocer.

Será tus pies,
Será tus piernas.
Aunque sentado estés
de ti brotara las fuerzas
para seguir adelante
hasta que dios quiera.
Él siempre nos da el poder

para hacer más fácil
todo este nuevo recorrido
que la bonita vida te deparó.
Debes tener la fuerte conciencia
para que te dé el don de la aceptación.

El día en que tengas la franqueza
de aceptar tu condición
será un día tan importante…
Porque será un nuevo comienzo
para seguir adelante con convicción,

de aceptarnos como somos,
no solo por lo que fuimos,
en esta hermosa y valiosa vida
por la satisfactoria razón
de que seguimos vivos.
Porque aceptando quién eres
aceptarás tus derechos,
que siempre tendrás como persona,
que no puedes dejar perder
por los prejuicios que afloran
en una sociedad que debe aprender
a respetarlos sin pretextos.

No olvides que tienes opinión,
que tienes sueños por cumplir,
que tienes intereses, objetivos,
ambiciones, hasta desilusiones,
en el corazón, muy dentro de ti.

No dejes de sentir
el amor por la vida,
el amor por la familia,
el amor por un amor.
Recuerda que también
siempre puedes contribuir
por un mundo cada vez mejor.

Ten siempre presente
que este mundo necesita
de personas con conciencia,
que con tu identidad y voz
podrías marcar la diferencia.

Si eres una persona con discapacidad
no debería significar ser descalificada
para obtener acceso a todos los aspectos
que la bonita vida nos tiene preparados.

Si eres una persona con discapacidad
no debería significar ser descalificada
para poder expresar tu personalidad,
sentirte bella, bello, fantástico, fantástica.

Eres un persona súper poderosa,
con la fuerza de voluntad de hierro,
capaz de ser amado y de ser amada,
sin menudearse ni complejos.

Aceptando que eres diferente,
que eres hábil e inteligente,
aceptando con dignidad
lo que te ha hecho más fuerte.

Con la gracia de nutrirte
de la aceptación, del amor,
del compartir, de tu libertad.
Todo con la fuerza de voluntad
Y la voluntad de la gracia de dios.

En el día de tu aceptación.

@Edgar Araujo

 

Quizás te interese…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tamaño de letra
Contraste