Judy Scott

Judy Scott

Judy Scott (1943-2006) fue una artista que hoy es referente para el Arte Outsider y el Art Brut. Tenía Síndrome de Down y era sorda.

alerta Aviso de contenido: referencia a centros de internamiento alerta

El término Art Brut describe el arte creado fuera de los límites de la cultura oficial y se refería a las manifestaciones artísticas llevadas a cabo por pacientes de hospitales psiquiátricos. El término Outsider Art se hace extensivo a los artistas autodidactas, aunque nunca hubiesen sido internados en una institución psiquiátrica.

Descubrí a Judy Scott cuando vi por primera vez el documental ¿Qué tienes debajo del sombrero? de Lola Barrera e Iñaki Peñafiel. Este largometraje de no fictición, muestra la vida del centro de trabajo de artistas con discapacidad Creative Growth Art Center en California (EEUU) y, en concreto, el trabajo y los orígenes de esta artista plástica.

La artista fue recluida en una institución, como tantos otros niños con discapacidad nacidos en la primera mitad del siglo pasado. Allí las cosas fueron de mal en peor ya que no la ayudaron a mejorar su situación.

Su hermana gemela, Joyce, pudo localizarla y después varios intentos obtuvo su tutela en 1986, sacándola de aquel lugar tras 36 años de internamiento.

Cuando Judy empieza a asistir al Creative Growth Art Center pasa los dos primeros años sin hacer nada concreto, tan solo emborronando un papel tras otro. Un día una de las artistas sin discapacidad que trabaja allí como asistente, le ofrece unos palos de madera y una madeja de lana. ¡Este es el comienzo del trabajo con el que empieza a despuntar!

Judy Scott trabajando
Judy Scott trabajando

Toma (ya fueran cedidos o robados) objetos que envuelve con con tiras de tela, lana, cordones… hasta entretejer una maraña enorme de colores. Enterrados dentro de sus esculturas se han descubierto zapatos, una bicicleta, sillas y hasta un carrito de la compra que un sintecho dejó en la puerta del Centro.

El look de Judy también es digno de mencionar. A medida que se empieza a identificar como artista, empieza a añadir a su indumentaria collares de colores y bufandas que se enrolla en la cabeza, poniendo como colofón un sombrero. De ahí el título del documental.

La venta de sus obras ha alcanzado cifras entre 15 000 y 20 000 dólares, adquiridas por museo de Art Brut y también por coleccionistas particulares. Este dinero, la venta de obras de otros artistas y las subvenciones privadas, financia el centro de arte en Creative Growth Art Center.

Este no es un centro de terapia ocupacional. Todo el personal proviene del mundo del arte, tanto los asistentes de los artistas con discapacidad como la junta directiva, que se reúne de forma periódica con comisarios y galeristas para revisar las obras, vender y organizar exposiciones.

Actualmente existen piezas en colecciones permanentes de museos de San Francisco, Londres y Paris; y ha servido como inspiración para trabajar en talleres artísticos para personas con discapacidad intelectual.

De hecho, existen otros colectivos, como Debajo del sombrero, que tienen sede en Madrid y trabajan de una manera muy similar al Creative Growth Art Center. Semanalmente se reúnen personas con discapacidad y voluntarios, que normalmente provienen del mundo del arte, para participar en talleres de escultura.

Más información en www.debajodelsombrero.org

@Costa Badia

 

Quizás te interese…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tamaño de letra
Contraste